Inicio » Node

INTRODUCCIÓN A LA LECTURA DE LOS TEXTOS DEL MONACATO CRISTIANO PRIMITIVO (siglos IV-VI) [42]

Regla de San Benito

4.3. Las “Lauras”[1]

Los cristianos de Tierra Santa conocen, al menos por su nombre, a san Sabas y más aún, la gran Laura de San Sabas (Mar Saba); son menos por el contrario, los que conocen a san Eutimio, quien le precedió por varios decenios y fue quien dio al monacato palestino su configuración propia y definitiva. Cirilo de Escitópolis, quien escribió hacia la mitad del siglo VI la vida de los monjes de Palestina, lo nombra “Eutimio el Grande”.

INTRODUCCIÓN A LA LECTURA DE LOS TEXTOS DEL MONACATO CRISTIANO PRIMITIVO (siglos IV-VI) [37]

Regla de San Benito

3.3. Seudo Macario/Simeón (380-430)

Bajo el nombre de Macario el Grande o Macario el Egipcio (+ 390) -para distinguirlo del otro Macario denominado «el Alejandrino»-, «el santo monje de gran corazón, han llegado hasta nosotros diversas colecciones de homilías y discursos espirituales, nacidos en otro ambiente, en otro contexto, y que estuvieron a punto de perderse a causa de las sospechas que rodeaban a su autor»[1].